KELPE

 

Over the last twelve years, Kel McKeown, or Kelpe, has carved himself a unique perch in the UK's electronic underground.

His fifth album is a sophisticated blend of ambient electronics, laden with liquid synths,  jazz-esque arrangements & hip-hop style drum patterns. 
 
Across several full-lengths, various EPs and remix projects, Kelpe’s misfit electronica has managed to cohere a staggeringly deep spectrum of influence along the way. A natural son and heir to Generation Warp and the fathers of Krautrock, his pioneering experiments in the early '00s also positioned him as one of many stylistic precursors to the arrival of LA's now-sprawling Beat scene.

 

In 2013, he christened his newly- born imprint Drut Recordings with 'Fourth: 

The Golden Eagle', its first feature-length.

After seeing out releases from Chesslo Junior and 1000names, Kelpe returns to grace his still-young imprint with a second full-length: 'The Curved Line'. Like its celebrated predecessor, it's a record transfixed on tonality and texture – Korgs, Moogs and pocket pianos all feature heavily across the album's rich palette. The exciting sonic bursts of his last effort have evolved confidently and blown out into soaring progressions and flowing structures – all evidence of a tireless producer gunning to out-do himself.

 

'The Curved Line' is Kelpe’s most urgent yet – a mature soundworld full of glowing club experiments, bounding chords and mellow interludes. There's more analogue synths, skittish surprises and white noise – and the signature warmth still remains in spades. All said and done, it's definitive Kelpe..

 

BIZZARRE: Discipline or Rebellion?

Kelpe: One of the best pieces of advice I had was from the artist J Saul Kane or Depth Charge, whose label I used to release on in the early days. He told me that it's important not to try and fit into a music "scene" too much as your career will basically end when that music scene dies. And I think he was right, it's important to find a balance. There's nothing wrong with keeping up with what other people are doing and being influenced a bit by them but you have to try and remain individual to stay in the game I think.

 

B: What is your biggest fear at the moment?

Kelpe: Donald Trump obviously. Him and cancer.

 

B:  What is London giving you at the moment to inspire yourself?

Kelpe: I can go and see and listen to good music (live, or DJs / electronic stuff) pretty much every night of the week within a walking distance from my home, which is still incredible. Plus there is a little river and a lot of green space near me that I go running and cycling around, which also helps. And table tennis clubs. And friends.

 

B: Organic in the electronic fields, how they get along?

Kelpe: I think they get along well if done well. I guess it doesn't work all the time, but a lot of my favourite music manages to strike this balance well.

 

B: Your music has many textures, how do you assemble all this chaos and transform it in wonderful unique pieces?

Kelpe: I think as with most people I don't really have a set method of working, its just whatever happens, although sometimes I might start with a found sound or sample from a record to start the ball rolling. I chop samples into small pieces and play around with patterns until I find something I like, and fit beats around it. I think essentially my method is the same as its always been, although I have been moving rapidly away from samples recently towards analog synths and drum machines. I use an Ableton set up using Akai MPD or APC40 to cut up samples and control effects. And I have a collection of synths - a Moog Little Phatty, Korg Polysix, Korg MS20 and Minilogue, turntable, guitars, a tambourine etc...

 

B: What's behind the album's tittle "The Curved Line"?

Kelpe: I really tried to make the album flow in an arc, from track to track, and also have nice changes and progressions within tracks, so that's where the title came from mainly.

 

B: We are amazed of your life performances, will you include a drummer again or any other instruments to your shows?

Kelpe: I actually did a series of rehearsals with a new drummer (as Chris moved away to Latvia) to play this album, but in the end it simply worked better without him, I think because there's so many drums and percussion (electronic and acoustic) on the album that there was just too much going on, so I'm doing the gigs solo with some new equipment and visuals. It turned out this album is really fun to play live so it's working better than ever, at least for me!

 

 

En los últimos doce años, Kel McKeown, o Kelpe, ha labrado por sí mismo una percha única en la electrónica underground del Reino Unido.

Su quinto álbum es una mezcla sofisticada de electrónica con un buen sonido ambient, cargado de sintetizadores líquidos, arreglos de jazz y patrones de batería del estilo hip-hop.

 

A través de varios LP's, varios EPs y proyectos de remezclas, la electrónica inadaptada y versátil de Kelpe ha logrado cohesionar asombrosamente y con un profund espectro de influencias a lo largo del camino. Un hijo natural y heredero de la Generación Warp y de los padres del Krautrock, sus experimentos pioneros en los a principios del milenio, también lo posicionan como uno de los muchos precursores estilísticos con la llegada de la escena Beat, ahora en expansión de Los Ángeles.

 

En el año 2013, marca su huella y bautiza a su recién nacido sello Drut Recordings con el disco 'Fourth: The Golden Eagle' su primer LP.

Después de ver los lanzamientos de Chesslo Junior y 1000names, Kelpe regresa a la gracia de su aún joven label con un segundo larga duración:

"The Curved Line". Al igual que su célebre antecesor, que es un disco paralizado en la tonalidad y textura - Korg, Moogs y pianos de bolsillo todos están muy presentes en toda la rica paleta del álbum.

Las emocionantes explosiones sónicas de su último esfuerzo han evolucionado con confianza y han ido a la alza con progresiones y estructuras fluídas - todas las pruebas de un productor incansable haciendo fuego y tratando de superarse a sí mismo.

 

"The Curved Line"  es su necesidad más urgente - un mundo sonoro maduro lleno de brillantes experimentos de escencia club, que limita los acordes y los suaves interludios. Hay más sintetizadores analógicos, sorpresas nerviosas e inesperadas y algo de ruido blanco - sin olvidarnos de su toque característico y el cálida firma que lo distingue, y que sigue cresciendo. Todo dicho y hecho, es Kelpe definitiva.

 

BIZZARRE: Disciplina o la rebelión?

Kelpe: Una de las mejores clases de asesoramiento que tuve, fué la del artista J Saul Kane o Depth Charge, en cuyo sello, yo solía lanzar mis trabajos en sus primeros días . Me dijo que es importante no tratar de encajar demasiado en una "escena" específica de la música, ya que tu carrera va a terminar cuando básicamente esa escena específica de la música muere. Y yo creo que tenía razón, es importante encontrar un equilibrio. No hay nada de malo en mantenerse al día con lo que otras personas están haciendo y ser un poco influenciados por ellos, pero hay que tratar de seguir siendo individual para permanecer en el juego que pienso.

 

B: ¿Cuál es tu mayor temor en este momento?

Kelpe: Donald Trump obviamente. Él y el cáncer.

 

B: Que te dá Londres al momento de que te inspiras?

Kelpe: Puedo ir a ver y escuchar buena música (en vivo o DJ / material electrónico) casi todas las noches de la semana a solo unos pies de mi casa, que todavía es increíble hacer cosas así. Además, hay un pequeño río y un montón de espacio verde a mi alrededor,  voy a correr y a montar en bicicleta, lo que también ayuda. Y los clubes de tenis de mesa. Y amigos.

 

B: Sónidos orgánicos en territorios electrónicos, cómo se llevan?

Kelpe: Creo que se llevan bien si se hace bien. Supongo que no funciona todo el tiempo, pero una gran parte de mi música favorita logra con éxito trabajar bien este equilibrio.

 

B: Tú música tiene muchas texturas, ¿cómo montas todo este caos y lo transformas en piezas maravillosas y únicas?

Kelpe: Creo que al igual que con la mayoría de las personas que realmente no tienen un método conjunto de trabajo fijo, es sólo ver que pasa, aunque a veces podría comenzar con un sonido o partes de un disco para comenzar a rodar la pelota. Estas muestras las parto en trozos pequeños y juego con los patrones hasta que encuentre algo que me gusta, y los ritmos de ajuste alrededor de ella. Creo que en esencia mi método es el mismo de siempre, aunque recientemente he estado moviendo samples hacia sintetizadores analógicos y cajas de ritmos. Yo uso una Ableton con un Akai MPD o un APC40 para cortar las muestras y los efectos de control. Y tengo una colección de sintetizadores - un pequeño Moog Phatty, Korg Polysix, Korg MS20 y Minilogue, guitarras, una pandereta, etc ...

 

B: ¿Qué hay detrás del título del álbum "The Curved Line"?

Kelpe: He tratado realmente de hacer que el álbum fluyera en un arco, de canción en canción, y también tienen buenos cambios y progresiones dentro de las pistas, así que de ahí vino el nombre del álbum.

 

B: Estamos sorprendidos de tus actuaciones en vivo, incluirás una batería de nuevo o cualquier otro instrumento en tus directos?

Kelpe: En realidad hice una serie de ensayos con un nuevo batería para tocar en este disco (como Chris mi antigua batería se fue a vivir a Letonia), pero al final simplemente funcionó mejor sin él, creo que porque hay tantos sónidos de batería y percusión (electrónica y acústica ) en el álbum que sólo había demasiado que hacer, por lo que estoy haciendo los conciertos en solitario con algunos de los nuevos equipos y elementos visuales. Resultó que este disco es muy divertido de tocar en vivo, así que está funcionando mejor que nunca, al menos para mí!

  • Facebook Clean
  • Twitter Clean
  • Tumblr Clean
  • Soundcloud Clean
  • Instagram - White Circle

© 2 0 2 0   B I Z Z A R R E . C O .  U K